La Sociedad Hispano-Americana de Análisis Input-Output (SHAIO) ha entregado hoy el IV Premio Emilio Fontela de Análisis Input-Output 2015 en el marco de las VI Jornadas de Análisis Input-Output que se celebran esta semana en la Universidad de Barcelona a la Sra. Marta Solaz Alamà (investigadora de la Universidad de Valencia) por su trabajo “Especialización productiva y comercial y generación de valor añadido en la economía española“. Su trabajo no solo reúne los requisitos necesarios de calidad científica para la concesión de este premio sino que también aborda un tema tan importante hoy en día como el efecto de la globalización y/o el comercio internacional en la generación de valor añadido en un país concreto. Efectivamente, el uso del análisis input-output multirregional para estimar estos efectos u otros de índole social y/o medioambiental están siendo ya igualmente reconocidos en agencias estadísticas internacionales como Eurostat, la OCDE o Naciones Unidas, lo cual es un indicador de que este estudio que hoy se premia puede tener un gran recorrido futuro para ayudar al diseño de políticas económicas, sociales y/o medioambientales. El Jurado del Premio quiere felicitar a su autora por la alta calidad del trabajo presentado.


Resumen del trabajo premiado: “Especialización productiva y comercial y generación de valor añadido en la economía española

En las últimas décadas se han producido una serie de cambios que han alterado la naturaleza de la producción y el comercio internacional. La reducción de los costes de transporte, la revolución de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) y la mayor liberalización de los intercambios comerciales han transformado la estructura de la producción y el comercio, propiciando la fragmentación internacional de los procesos productivos. Como consecuencia, los bienes intermedios cruzan las fronteras varias veces en distintas etapas del proceso productivo, haciendo que las estadísticas convencionales incurran en una contabilización múltiple y resulten  menos adecuadas para aproximar el valor añadido generado por las exportaciones.

El objetivo de este trabajo es analizar el patrón de especialización productiva y comercial de la economía española desde la perspectiva de la literatura sobre comercio en valor añadido y especialización vertical, haciendo uso de las tablas input-output globales. Para ello, se analizarán los distintos componentes de las exportaciones brutas siguiendo la metodología propuesta por Koopman, Wang y Wei (2014), en adelante KWW, que permite distinguir los componentes de valor añadido en función de su origen (doméstico y extranjero) y los términos que han sido contabilizados varias veces en las estadísticas oficiales.

En este marco conceptual, nuestro trabajo analiza la evolución de la integración de la economía española y los distintos sectores en las cadenas de valor, así como las implicaciones de su especialización en la generación de valor añadido, a partir del banco de datos generado en base a las tablas input-output internacionales de la World Input-Output Database (WIOD), siguiendo la metodología de KWW. El análisis por sectores revela la distinta participación de estos en las cadenas de valor globales y la existencia de diferencias notables entre manufacturas y servicios en su grado de fragmentación internacional y aportación al valor añadido. La contribución más novedosa de este trabajo consiste en la aplicación de estos nuevos instrumentos a la economía española, que se analizará desde una perspectiva comparada. El trabajo cubre el periodo de expansión y crisis que va desde 1995 a 2011 y presta especial atención a la cuestión de la especialización industrial y en servicios y sus repercusiones para la generación de renta.

El análisis realizado en este trabajo refleja el avance de la integración de la economía española en las cadenas de suministro globales en los últimos años. Su participación en el comercio vertical consiste principalmente en la importación de inputs intermedios que posteriormente incorpora en la producción de exportaciones, un perfil característico de países especializados en tramos finales de la cadena de valor que repercute en una menor generación de valor añadido por unidad de exportación. El avance que se ha producido en los últimos años en el peso de sectores muy dependientes de los insumos extranjeros, junto con el reducido peso de las exportaciones brutas sobre el PIB, son dos factores que limitan la capacidad del sector exterior de estimular la recuperación de manera sostenida. En este contexto, el aprovechamiento de las ventajas que ofrece el nuevo escenario competitivo internacional pasa por reorientar la especialización productiva hacia actividades que permitan captar los segmentos de mayor valor añadido de las cadenas de suministro globales.

CompartirShare on LinkedInShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone